El Consejo Profesional de Terapeutas Holísticos

La referencia en habla hispana sobre la calidad en el sector de las terapias holísticas,

medicinas alternativas y naturales, y psicoterapias. Leer más »

  • La medicina cura, la naturaleza sana.

    CPTHO

  • Si no cuidas tu cuerpo, ¿dónde vas a vivir?

    CPTHO

  • Salud es un estado de total armonía con el cuerpo, la mente y el espíritu.

    CPTHO

  • La mejor farmacia, y la más efectiva está dentro de su sistema.

    CPTHO

  • El arte de dejar atrás los problemas, se llama SUPER-ARTE

    CPTHO

Reconocimiento Gratuito

Una distinción de calidad vitalicia para terapeutas y psicoterapeutas de los países habla hispana.

Ver más…

Diploma de Especialista

Un reconocimiento profesional para quienes que acrediten más de 500 horas de formación en una especialidad.

Ver más…

Doctorado Profesional

Una equivalencia de doctorado para aquellos terapeutas que acrediten más de 5.000 horas de formación..

Ver más...

Apoyo a la Investigación

Pautas para llevar a cabo un trabajo de investigación con rigor académico y repercusión científica.

Ver más...

ANGINA DE PECHO - CONSEJOS TERAPÉUTICOS


La angina de pecho se caracteriza por una sucesión de espasmos dolorosos en la parte superior del tórax y puede ser tratada con terapias y medicinas naturales, otras terapias alternativas y consejos terapéuticos.

¿Qué es la angina de pecho?

Angina de Pecho

El principal síntoma de esta afección cardiaca, que causa mucho temor pero que rara vez pone en peligro la vida, es una sucesión de espasmos dolorosos en la parte superior del tórax. Como casi siempre se manifiesta de improviso, es importante buscar ayuda médica a la primera señal de un ataque.

El dolor generalmente aparece cuando la persona está realizando un esfuerzo físico, dura varios minutos y a veces se extiende a uno o ambos brazos (sobre todo al izquierdo), al cuello, la cara y la espalda; con frecuencia también se experimenta fatiga, sofocación, náuseas y sensación de muerte inminente. El dolor puede ser leve o intenso, y suele provocar una sensación de opresión, ardor o adormecimiento en el pecho.

La causa de la angina de pecho es el suministro insuficiente de sangre al corazón. Cuando hacemos un esfuerzo intenso, como al subir un tramo de escaleras o al correr para alcanzar un autobús, nuestro corazón requiere más oxígeno y por eso late más deprisa, lo que a su vez hace que aumente la presión arterial para acelerar la circulación de la sangre y llevar así más oxígeno a los tejidos del cuerpo.

Pero en ocasiones el corazón no puede bombear sangre en forma apropiada debido a un estrechamiento de las arterias, y la consecuencia es la aparición de los dolores de angina de pecho; éstos son señal inequívoca de que el corazón ya no puede esforzarse más y de que es indispensable detenerse de inmediato y descansar, o bien, si la persona sufre un trastorno emocional, significa que debe calmarse y relajarse.

La angina de pecho no provoca daños permanentes. Excepto durante un ataque, las arterias coronarias del enfermo pueden suministrar suficiente sangre al corazón para que la persona realice sus actividades normales (dicho suministro nunca se suspende y el tejido cardiaco no degenera). Pero si las arterias siguen estrechándose, aumenta el riesgo de sufrir un infarto.

No es aconsejable someterse a alguna forma de terapia natural para aliviar dolores de pecho sin haber averiguado la causa de los mismos. Las recomendaciones que aquí se proporcionan son para casos diagnosticados de angina de pecho.


Consejos de Prevención para la angina de pecho

Hay que determinar si los ataques siguen una pauta regular y tratar de evitar las situaciones que los desencadenan. Abstenerse de fumar. Comer con moderación y reducir al mínimo el consumo de alimentos grasos, picantes o muy sazonados. Es importante conservar el peso corporal dentro de los límites normales, según la complexión, o bajar de peso si hace falta.


Consejos de Naturopatía como terapia natural para la angina de pecho

Los naturópatas consideran que una buena alimentación puede ayudar a impedir que el colesterol tapone las arterias y a disminuir el grado de esfuerzo que realiza el corazón. Aconsejan comer verduras crudas o ligeramente cocidas, frutas y ensaladas frescas, cereales enteros, legumbres, pescado, pollo y carne magra.
Conviene comer avena con regularidad, pues al parecer ayuda a reducir el nivel de colesterol en la sangre, al igual que ciertos pescados grasos como la caballa y la sardina. También hay que sustituir las grasas animales por margarina insaturada, aceite vegetal y productos con bajo contenido de grasa, además de reducir al mínimo el consumo de azúcar, sal y bebidas alcohólicas para normalizar la presión arterial.

Hay que abstenerse de tomar café y otras bebidas con cafeína como el té, los refrescos de cola y el chocolate pues tienden a aumentar la presión arterial (unos buenos sustitutos son las infusiones herbales).
Es muy probable que el tratamiento se centre en disminuir el estrés. A la persona se le aconsejará modificar su actitud con respecto al trabajo (e incluso cambiar de empleo) y organizar sus actividades de modo que disponga de mucho tiempo para descansar y relajarse; también se le inducirá a ver las cosas con optimismo y a establecer mejores relaciones con los demás.

El terapeuta le enseñará técnicas de relajación y respiración y le aconsejará caminar, nadar, pasear en bicicleta o practicar otro ejercicio con regularidad según su estado de salud general. Nada impide a una persona enferma de angina de pecho hacer ejercicio, pero si está tomando fármacos prescritos, es casi seguro que el naturópata le recomiende no esforzarse.

Es probable que el terapeuta prescriba tomar complementos de calcio y magnesio, minerales que ayudan a fortalecer el corazón y el sistema nervioso, así como vitaminas del grupo B si la persona muestra síntomas de estrés o cansancio y vitamina C para contrarrestar los efectos del colesterol.

Si el enfermo acostumbra comer margarina y aceites vegetales, se le recomendará tomar un complemento de vitamina E, que al parecer contribuye a normalizar la actividad arterial. Tendrá que comenzar con dosis de 100 a 200 UI diarias, sobre todo si tiene alta la presión arterial, y aumentar aquéllas gradualmente hasta 400 a 600 UI (salvo que la presión se eleve aún más).
Para disminuir la presión arterial y mejorar la circulación sanguínea, algunos naturópatas aconsejan practicar el ayuno o adoptar una dieta de frutas y verduras crudas bajo supervisión médica.


Consejos de Herbología como medicina natural para la angina de pecho

Se recomienda tomar una infusión de milenrama y frutos de argemone para mejorar la presión arterial, o una de flores de tila para prevenir la arteriosclerosis. Asimismo, hay que tomar cápsulas de ajo o agregar éste a la comida, pues disminuye el nivel de colesterol en la sangre y el riesgo de que se formen coágulos en las arterias. La avena también contribuye a regular el nivel de colesterol.


Consejos de Acupuntura como tratamiento para la angina de pecho

Es probable que el terapeuta prescriba un tratamiento encaminado a restablecer el equilibrio del yin y el yang entre el cuerpo y la mente del enfermo de angina de pecho, así como para aliviarle los dolores y ayudarle a relajarse.


Consejos de Osteopatía y Quiropráctica como terapia alternativa para la angina de pecho

Además de los dolores en el pecho, muchos enfermos de angina se quejan de tensión en el cuello, los hombros y la espalda. Un osteópata o un quiropráctico pueden prescribir un tratamiento para aminorarla.


Remedios de Bach para la angina de pecho

Se suele prescribir olmo para no sentirse abrumado por responsabilidades; abedul para combatir el cansancio mental; Impatiens si hay irritabilidad o tensión muscular; olivo en caso de agotamiento extremo; castaño blanco para aliviar el insomnio, y Remedio de urgencia si la persona sufre temor o un choque emocional. Las personas enfermas de angina de pecho también pueden recurrir a otros tratamientos relajantes como la técnica de Alexander, el entrenamiento autógeno, el masaje (en especial el shiatsu y el automasaje chino) y la reflexoterapia.


Consejo Clínico Ortodoxo sobre el tratamiento de la angina de pecho

Los médicos alópatas consideran que el endurecimiento de las arterias coronarias es la principal causa de la angina de pecho, y que el estrés, la tensión muscular y los trastornos anímicos en muchos casos contribuyen a desencadenarla o agravarla. Las personas que desempeñan trabajos competitivos o que a menudo soportan conflictos laborales o familiares corren alto riesgo de padecer dicha enfermedad.

El médico realizará diversas pruebas para determinar si la persona tiene o no angina de pecho, y una vez confirmado el diagnóstico quizá prescriba bloqueadores beta u otros medicamentos para prevenir o aminorar los ataques; también indicará al paciente cómo exponerse menos a los factores causantes de estrés y le prescribirá una dieta baja en grasas. En los casos graves de arteriosclerosis se suele recurrir a una operación llamada derivación de vías coronarias, que consiste en extirpar una vena sana del paciente, por lo general de un muslo, y conectarla a una de sus arterias coronarias para reanudar el flujo normal de sangre.

Nota Importante:

El Consejo Profesional de Terapeutas le recomienda que se asegure que su terapeuta cumple con un código ético como terapeuta profesional, y de que cuenta con la formación adecuada en su especialidad, bien sea como especialista en la materia, o incluso como doctorado