El Consejo Profesional de Terapeutas Holísticos

La referencia en habla hispana sobre la calidad en el sector de las terapias holísticas,

medicinas alternativas y naturales, y psicoterapias. Leer más »

  • La medicina cura, la naturaleza sana.

    CPTHO

  • Si no cuidas tu cuerpo, ¿dónde vas a vivir?

    CPTHO

  • Salud es un estado de total armonía con el cuerpo, la mente y el espíritu.

    CPTHO

  • La mejor farmacia, y la más efectiva está dentro de su sistema.

    CPTHO

  • El arte de dejar atrás los problemas, se llama SUPER-ARTE

    CPTHO

Reconocimiento Gratuito

Una distinción de calidad vitalicia para terapeutas y psicoterapeutas de los países habla hispana.

Ver más…

Diploma de Especialista

Un reconocimiento profesional para quienes que acrediten más de 500 horas de formación en una especialidad.

Ver más…

Doctorado Profesional

Una equivalencia de doctorado para aquellos terapeutas que acrediten más de 5.000 horas de formación..

Ver más...

Apoyo a la Investigación

Pautas para llevar a cabo un trabajo de investigación con rigor académico y repercusión científica.

Ver más...

DOLOR DE CUELLO - CONSEJOS TERAPÉUTICOS


El dolor de cuello suele ser producido por tensión muscular, artritis o dolor de cabeza y puede tratarse con terapias y medicinas naturales, otras terapias alternativas y consejos terapéuticos.

¿Qué es el dolor de cuello?


Dolor de cuello

La mayoría de la gente sufre dolor y rigidez de cuello en algún momento de sus vidas, ya sea por una causa trivial o grave, y en muchos casos difícil de identificar.
El cuello es la parte más flexible de la columna vertebral; está integrado por siete huesos (las vértebras cervicales) separados entre sí por discos de cartílago y a la vez unidos por ligamentos. Hacia los 25 años de edad es normal que empiece un desgaste progresivo de los huesos y las articulaciones del cuello, proceso que los médicos conocen como espondilosis cervical, cuya consecuencia suele ser dolor y rigidez en esa parte del cuerpo.

Otras causas de dolor de cuello son la artritis de las vértebras cervicales y las lesiones de “latigazo”, frecuentes en accidentes de tráfico y que pueden provocar esguinces en los ligamentos.
El dolor de cuello puede extenderse al hombro o al brazo si uno de los discos cervicales está comprimiendo un nervio, y también puede agudizarse debido a un espasmo muscular reflejo en el cuello, lo cual aumenta la rigidez y restringe en buena medida el movimiento.

El dolor de cabeza causado por tensión en ocasiones provoca también dolor de cuello, que si se presenta súbitamente y la persona muestra signos de enfermedad general, puede indicar meningitis (infección de las membranas que rodean al cerebro) o una hemorragia cerebral.


Consejos de Acupuntura como terapia alternativa para el dolor de cuello

El tratamiento con agujas ayuda a combatir el dolor y la rigidez de cuello. Los puntos que se estimulan están situados en los meridianos del intestino delgado, la vesícula biliar, el pulmón, la vejiga y el intestino grueso. La moxibustión también puede dar resultado.


Consejos de Masaje como tratamiento para el dolor de cuello

Si el dolor procede de los músculos o las articulaciones del cuello, no de alguna glándula ni debido a una enfermedad, aplicar movimientos firmes de effleurage en la parte posterior del cuello y en la zona de los hombros. Conviene dar también unas fricciones profundas con las yemas de los dedos a lo largo de las fibras musculares de las vértebras cervicales, pero teniendo cuidado de no presionar los lados del cuello ni la garganta.


Consejos de Reflexoterapia como terapia natural para el dolor de cuello

Dar masaje en las zonas reflejas de los pies correspondientes al cuello y mover en círculo las articulaciones de los dedos; luego dar masaje en las zonas relacionadas con la columna vertebral, las sienes, los hombros, los brazos y las glándulas suprarrenales.


Consejos de Osteopatía como terapia alternativa para el dolor de cuello

Una mala postura corporal suele ser causa de dolor y rigidez de cuello. Para proporcionar un rápido alivio conviene recurrir a algunos sencillos ejercicios que ayudan a conservar la movilidad de cuello: primero, estando sentado, agachar la cabeza y luego levantarla lentamente y echarla hacia atrás; segundo, con la cabeza erguida, girar el cuello hacia la izquierda hasta donde sea posible y luego hacia la derecha; tercero, una vez más con el torso erguido, inclinar lentamente la cabeza hacia el hombro izquierdo hasta casi tocarlo y luego inclinarla hacia el otro hombro. Hay que repetir cinco veces los tres ejercicios y practicarlos diariamente.


Consejo Clínico Ortodoxo para el tratamiento del dolor de cuello

Para determinar la causa del dolor de cuello no son muy útiles las radiografías, pues a menudo revelan signos de espondilosis cervical en personas de 25 años de edad o más aunque éstas no se quejen de rigidez ni de dolor. Además, hay muchos pacientes que experimentan estos síntomas en forma aguda sin que sus radiografías muestren nada anormal.

Después de trazar la historia clínica del paciente y de examinarle el cuello, el médico quizá le prescriba sesiones de fisioterapia (que suelen incluir masaje), aplicación de calor, tracción manual del cuello o un collar ortopédico. Los analgésicos de uso general como la aspirina, el acetaminofén y el ibuprofén a veces mitigan el dolor pero no alivian el espasmo muscular.

Muchas de las dolencias de cuello pueden prevenirse manteniendo una buena postura corporal, levantando y trasladando objetos pesados de la manera apropiada y teniendo cuidado de no forzar los músculos del cuello (por ejemplo, al pintar techos o lavar ventanales).

Hay que evitar también adoptar posturas incómodas al trabajar durante periodos largos, como escribir en un escritorio demasiado bajo. Y una medida preventiva contra las lesiones de “latigazo” es colocar respaldos para la cabeza en el automóvil.

Nota Importante:

El Consejo Profesional de Terapeutas le recomienda que se asegure que su terapeuta cumple con un código ético como terapeuta profesional, y de que cuenta con la formación adecuada en su especialidad, bien sea como especialista en la materia, o incluso como doctorado