El Consejo Profesional de Terapeutas Holísticos

La referencia en habla hispana sobre la calidad en el sector de las terapias holísticas,

medicinas alternativas y naturales, y psicoterapias. Leer más »

  • La medicina cura, la naturaleza sana.

    CPTHO

  • Si no cuidas tu cuerpo, ¿dónde vas a vivir?

    CPTHO

  • Salud es un estado de total armonía con el cuerpo, la mente y el espíritu.

    CPTHO

  • La mejor farmacia, y la más efectiva está dentro de su sistema.

    CPTHO

  • El arte de dejar atrás los problemas, se llama SUPER-ARTE

    CPTHO

Reconocimiento Gratuito

Una distinción de calidad vitalicia para terapeutas y psicoterapeutas de los países habla hispana.

Ver más…

Diploma de Especialista

Un reconocimiento profesional para quienes que acrediten más de 500 horas de formación en una especialidad.

Ver más…

Doctorado Profesional

Una equivalencia de doctorado para aquellos terapeutas que acrediten más de 5.000 horas de formación..

Ver más...

Apoyo a la Investigación

Pautas para llevar a cabo un trabajo de investigación con rigor académico y repercusión científica.

Ver más...

ADICCIÓN - PSICOTERAPIA Y CONSEJOS


La adicción es una dependencia fisiológica y psicológica que se puede tratar con psicoterapia, medicina natural, naturopatía, acupuntura, homeopatía y otras terapias alternativas.

Adicción


¿Qué es una adicción?

Muchas personas asocian la palabra adicción con individuos que se inyectan drogas con jeringas sucias, o bien, con pandillas de mafiosos y riñas callejeras. Pero la realidad es que el uso de estupefacientes es sólo una de las múltiples formas de adicción de la vida moderna. El tabaquismo es causa de miles de muertes cada año en todo el mundo, al igual que el consumo habitual de bebidas alcohólicas. Centenares de miles de hombres y mujeres son adictos a los tranquilizantes, y un alto porcentaje de la población mundial bebe café varias veces al día. La adicción se observa en personas de todas las edades, sin importar su condición social, y la causa suele ser un conflicto familiar o emocional difícil de afrontar o eludir, las presiones de compañeros y amigos y la simple curiosidad de experimentar algo nuevo.

Puede definirse la adicción como la dependencia fisiológica y psicológica de una sustancia que altera el metabolismo corporal de la persona y sus estados de ánimo. Conforme el organismo se acostumbra a la estimulación que produce dicha sustancia, se requiere una dosis cada vez mayor para obtener el mismo efecto, es decir, se adquiere tolerancia a ella. Drogas como la marihuana, la cocaína, el LSD y la heroína desencadenan esa dependencia en forma rotunda, en tanto que los tranquilizantes los somníferos, la nicotina y la cafeína tienen efectos similares.

Una vez que la tolerancia se estabiliza, la persona comienza a experimentar síntomas de abstinencia cuando pasa cierto tiempo sin usar la sustancia a la que es adicta. Entre esos síntomas figuran dolor de estómago, ansiedad, pérdida del apetito, dolor de cabeza, insomnio, calambres musculares, náuseas y vómitos, palpitaciones, accesos de pánico, sudoración excesiva y llanto; en los casos graves llega a haber convulsiones y alucinaciones. En esta etapa el adicto experimenta el deseo imperioso de consumir la sustancia para sentirse bien, y el ciclo de la dependencia se consuma. Romper este ciclo implica abstenerse de consumir todo tipo de drogas y fármacos que puedan ocasionar dependencia; dejar de fumar y reducir al mínimo la ingestión de bebidas alcohólicas o que contengan cafeína. Cuanto más oportunamente se identifique la adicción, más probabilidades habrá de que la persona se recupere.

Síntomas generales: Perder los estribos sin motivo aparente. Cambios intempestivos del estado de ánimo, ansiedad, temor, depresión, mal humor, letargo y cansancio Pereza y apatía inexplicables; mal rendimiento escolar o laboral. Descuido de la alimentación y del aspecto físico. Inhalación ruidosa, tos seca y descamación de la piel de los labios.

Síntomas específicos: La contracción anormal de las pupilas es indicativa del uso de heroína y morfina. La confusión mental y una marcha atropellada y tambaleante, como la de una borrachera leve, delatan al adicto a los tranquilizantes. Fumar marihuana produce somnolencia, irritación de los ojos y aspecto relajado y distante. La desorientación, la rigidez muscular y el habla incoherente caracterizan al usuario de LSD.

Señales de advertencia: Sustancias u olores extraños en la casa, envases de pegamentos y disolventes, tabletas o cápsulas desperdigadas, colillas y restos de papel en los rincones y agujas hipodérmicas en los cubos de basura. Comisión de actos delictivos y tendencia a mentir. Cambio repentino de las actitudes y los intereses de la persona, así como de su grupo de amigos y compañeros. Marcas de inyecciones y moretones en la parte interior del antebrazo.


Consejos de Acupuntura para el tratamiento de la adicción

Los acupuntores consideran que su técnica es eficaz para combatir hábitos de adicción porque atacan el problema desde la raíz: averiguan la causa de la dependencia, alivian los síntomas de abstinencia, rompen el hábito y vuelven a despertar en la persona el gusto por vivir. El terapeuta recomendará una dieta nutritiva, hacer ejercicio y quizá alguna forma de psicoterapia. Es probable que inserte agujas en puntos específicos de los brazos y las piernas del paciente, correspondientes a los intestinos, el corazón y los pulmones, y ciertos puntos de las orejas asociados con el cerebro. Investigaciones recientes efectuadas por médicos alópatas en Estados Unidos han confirmado que la acupuntura es eficaz para tratar el alcoholismo.


Remedios de Bach para la adicción y dependencia psicológica

Se suele prescribir agrimonia a quienes aparentan bienestar pero que beben para aplacar la tensión interna y la aflicción; alerce para combatir hábitos de adicción que enmascaran inseguridad; leche de gallina para tratar casos de adicción ocasionados por un choque emocional; clemátide para inhibir el impulso de huir de la realidad; avena silvestre para ayudar a encontrar sentido a la propia existencia; aulaga para vencer la desesperanza; sauce para alejar el resentimiento y la amargura, y Remedio de urgencia para contrarrestar síntomas de abstinencia.


Consejos de Homeopatía para la dependencia y la adicción

El homeópata intentará atender las necesidades específicas del paciente para ayudarlo a soportar los síntomas de abstinencia, darle armas para que pueda romper el hábito y animarlo a reconciliarse con la vida. Si la persona es adicta a los tranquilizantes o al alcohol y la causa de la dependencia es la presión social o la susceptibilidad, tal vez se le prescriba Nux vomica. Tres o cuatro dosis con potencia centesimal de 200 cada media hora deben bastar para tratar un ataque agudo, y para un problema crónico quizá hagan falta tres dosis diarias con potencia de 3 ó 6 durante un mes.


Consejos de Naturopatía para el tratamiento psicológico

Sea cual sea el tipo de adicción, se aconseja seguir una dieta equilibrada para fortalecer el organismo y ayudarlo a sanar. El ayuno y el ejercicio físico son ideales para desintoxicar el cuerpo, y la meditación lo es para relajar la mente. Este tratamiento puede combinarse con acupuntura, psicoterapia e hipnoterapia.
El ansia de fumar en ocasiones tiene relación con un bajo nivel de glucosa en la sangre, lo que ocasiona que se experimente cansancio. En tales casos el terapeuta recomendará suspender temporalmente el consumo de azúcar, miel y alimentos dulces.

Para vencer la adicción a los tranquilizantes ligeros se suele prescribir una dosis de 100 mg. de vitaminas del complejo B, dos veces diarias junto con los alimentos, y 500 UI de vitamina C dos veces al día; a los fumadores se les aconseja tomar complementos de vitaminas B1, B6, y B12 y C para compensar la pérdida vitamínica que ocasiona la nicotina.


Consejo Clínico Ortodoxo para la dependencia fisiológica de la adicción

El objetivo de los diversos tratamientos disponibles es lograr que la persona admita que tiene un problema y convencerla de que necesita ayuda. No todo el mundo acepta de buen grado hablar de sus conflictos, pero el médico de todos modos ofrece apoyo y consuelo. Una de las primeras medidas que se aconseja tomar es buscar información acerca de cómo superar el problema. El médico puede recomendarle al paciente algún libro especializado sobre el tema, o bien, animarlo a acudir a organizaciones como Alcohólicos Anónimos, los Centros de Integración juvenil y a clínicas especializadas contra las adicciones.

Si el médico considera que el deseo de cambiar del paciente es sincero, quizá le proponga visitarlo con regularidad durante el periodo de abstinencia. Ahora bien, si se requiere ayuda especializada (en un hospital, por ejemplo), el médico puede encargarse de conseguirla. Los alcohólicos suelen necesitar sesiones de desintoxicación y psicoterapia, al igual que los usuarios de drogas. Los fármaco dependientes también requieren el apoyo atento del médico para vencer su adicción, y en algunos casos psicoterapia o hipnotismo.

Nota Importante:

El Consejo Profesional de Terapeutas le recomienda que se asegure que su terapeuta cumple con un código ético como terapeuta profesional, y de que cuenta con la formación adecuada en su especialidad, bien sea como especialista en la materia, o incluso como doctorado