El Consejo Profesional de Terapeutas Holísticos

La referencia en habla hispana sobre la calidad en el sector de las terapias holísticas,

medicinas alternativas y naturales, y psicoterapias. Leer más »

  • La medicina cura, la naturaleza sana.

    CPTHO

  • Si no cuidas tu cuerpo, ¿dónde vas a vivir?

    CPTHO

  • Salud es un estado de total armonía con el cuerpo, la mente y el espíritu.

    CPTHO

  • La mejor farmacia, y la más efectiva está dentro de su sistema.

    CPTHO

  • El arte de dejar atrás los problemas, se llama SUPER-ARTE

    CPTHO

Reconocimiento Gratuito

Una distinción de calidad vitalicia para terapeutas y psicoterapeutas de los países habla hispana.

Ver más…

Diploma de Especialista

Un reconocimiento profesional para quienes que acrediten más de 500 horas de formación en una especialidad.

Ver más…

Doctorado Profesional

Una equivalencia de doctorado para aquellos terapeutas que acrediten más de 5.000 horas de formación..

Ver más...

Apoyo a la Investigación

Pautas para llevar a cabo un trabajo de investigación con rigor académico y repercusión científica.

Ver más...

PSICOTERAPIAS Y TERAPIAS PSICOLÓGICAS

Las terapias regresivas son psicoterapias que investigan respuestas del pasado que afectan nuestro aquí y ahora.


¿Qué son las terapias regresivas como psicoterapia?

Terapias Regresivas

Las Terapias Regresivas son una forma holística de curación, es decir, una terapia que engloba al cuerpo, las emociones, la mente y el espíritu. Por medio de este trabajo volvemos a revisar toda nuestra vida actual desde el proceso de gestación, a un tiempo anterior a nuestro nacimiento, e incluso a los recuerdos de supuestas vidas anteriores.

En este contexto, regresar implica volver a experimentar y revivir los acontecimientos ya vividos como si estuvieran sucediendo ahora mismo. La conexión que se produce en el plano mental y emocional es muy intensa, permitiendo la resolución de los bloqueos y llegando a una más profunda comprensión de quiénes somos y cuál ha sido el camino evolutivo que nos ha conducido hasta el presente.

En la terapia regresiva partimos del aquí y ahora, a fin de encontrar solución o respuestas en el pasado. Todo lo que ha sucedido en el pasado influye decisivamente en el presente, y podemos volver atrás para analizarlo, comprenderlo y, lo que es más importante, sanarlo.

Las regresiones son el intento de profundizar y escuchar los trasfondos de la mente para observar al ser humano desde otro ángulo de conciencia y ayudar a las personas en la resolución de sus problemas. Para ello se utiliza como herramienta de trabajo una profunda relajación que permite entrar en un nivel de ondas cerebrales en el que se produce un estado alterado de conciencia idóneo para provocar la libre asociación del inconsciente.

Para realizar una regresión se necesita que la persona se encuentre en un nivel mental Alfa-Zeta cercano al sueño pero sin entrar en él, al cual se llega mediante una profunda relajación física o trance hipnótico leve dirigido por el terapeuta. Una vez alcanzado este nivel la persona no pierde en ningún momento su conciencia, por lo que es absolutamente libre de marcharse, no hacer el trabajo e incluso razonar lo que esta sucediendo. En este estado, la persona puede recapitular su pasado, revivir los orígenes de los episodios traumáticos no resueltos que han generado sus desequilibrios internos, y favorecer la solución de problemas actuales mediante el fluir de las emociones retenidas.

A estas vivencias generadas mediante este método, se les denomina “regresiones” porque propician “regresar” a las primeras fases del desarrollo cerebral (vida intrauterina, nacimiento e infancia) y en otros casos, a conflictos aún no resueltos generados en “supuestas” vidas pasadas.


Utilidad de la terapia regresiva como tratamiento psicológico

Esta terapia puede ser de utilidad en el esclarecimiento de puntos oscuros de nuestra vida actual, haciéndonos regresar al momento del nacimiento o a cualquier recuerdo bloqueado de nuestra infancia. Los conflictos pasados se pueden manifestar en la vida presente como fobias, miedos exagerados e irracionales, enfermedades crónicas, dificultades físicas recurrentes, desórdenes alimenticios, adicciones, problemas psíquicos, depresión, ansiedad, dificultades en las relaciones sentimentales, conflictos familiares y todo tipo de bloqueos emocionales.

La terapia regresiva nos permite eliminar la culpa y la ansiedad, nos ayuda a desarrollar nuestro potencial oculto, desbloqueando aquellos talentos o habilidades que han estado escondidos hasta el presente. Es especialmente útil para aquellos que siguen un camino de crecimiento personal, pues les ayuda a comprender las razones por las que son como son, lo que permite tener una mayor comprensión de las lecciones que han de aprender y los retos que han de superar.

Los conflictos que resolvemos con esta terapia, son conflictos del presente. Partimos del aquí y ahora y volvemos a él, con soluciones y con la curación de nuestros males actuales.

Las regresiones, tanto en esta vida como en supuestas vidas pasadas no son apropiadas para trabajar con niños pequeños ya que todavía se encuentran en una fase donde su hemisferio izquierdo no ha adquirido todavía la madurez necesaria. A estas edades, es conveniente utilizar sólo técnicas de visualización como refuerzo, que resultan muy positivas para ellos, pero no entran en un análisis en profundidad de sus emociones retenidas. Las visualizaciones se enfocan como un juego y en ellas se utilizan personajes de cuentos, dibujos animados, películas... en donde el niño participa activamente y le permite soltar la tensión acumulada. La edad más temprana para iniciar una experiencia regresiva sería a partir de la adolescencia.

La terapias regresivas no son aconsejables para personas con estados epilépticos o psicóticos, problemas cardiovasculares, deficiencias mentales, mujeres embarazadas y niños pequeños.


¿Cómo es una regresión como psicoterapia?

El requisito indispensable de todo terapeuta regresivo es una buena preparación. El terapeuta debe inspirar absoluta confianza, esa sensación donde no hay temor para entregar todo lo que se siente por dentro, y de estar con alguien que sabe respetar y no juzgar al paciente.

La regresión se realiza por medio de una relajación guiada y una serie de procesos de visualización. Se puede utilizar música suave o relajante de fondo, pero no se requiere ninguna otra herramienta. La persona que regresa permanece consciente en todo momento y tiene pleno dominio sobre su voluntad. Simplemente, está en un estado de profunda relajación y concentración mental que le permite llegar con más facilidad a los recuerdos almacenados en la parte más profunda de su mente o tener acceso a fuentes inconscientes de información.

La función del psicoterapeuta es guiar a la persona a través de sus recuerdos o vivencias por medio de algunas técnicas específicas, a fin de que halle las respuestas y la sanación que está buscando. En todo momento, el terapeuta mantiene su respeto hacia las opciones de cada uno. Su función no es juzgar, ni decir a la persona lo que debe ver o sentir; su función es guiar, cuidar y ayudar a interpretar y encontrar soluciones.

Al final de la sesión, se dedica un tiempo a hablar de lo que se ha vivido, aclarando aquellos puntos oscuros y dando a la persona y al terapeuta el espacio de tiempo necesario para intercambiar opiniones y buscar nuevos caminos hacia la curación y el bienestar.

El paciente, con la ayuda del terapeuta, rebusca en las informaciones de su pasado, guardadas en su cerebro, para encontrar y revivenciar los orígenes de las raíces enfermizas que son la causa de sus problemas actuales, y permitiéndole además aumentar el conocimiento de si mismo, acceder a su sabiduría interior, mejorar sus relaciones con los demás, descubrir su creatividad y manifestar su auténtico potencial en el diseño de su propia vida.

Para trabajar temas y aspectos del comportamiento, traumas o problemas son necesarias varias sesiones, aunque bien es verdad que no es una terapia larga, de hecho unas 10 ó 12 sesiones suelen ser suficientes para que la persona llegue a encontrarse con el núcleo de su conflicto. Una vez que esto ha ocurrido, y si ha sido bien trabajado y saneado en la sesión, la persona comienza a notar una mejoría.


El punto de vista ortodoxo sobre la terapia regresiva como psicoterapia

Aunque todavía no se dispone de una explicación científica convincente sobre la naturaleza exacta del estado regresivo, la ciencia reconoce que los estados alterados de conciencia producen distintos efectos a nivel físico y emocional.

Nota Importante:

El Consejo Profesional de Terapeutas le recomienda que se asegure que su terapeuta cumple con un código ético como terapeuta profesional, y de que cuenta con la formación adecuada en su especialidad, bien sea como especialista en la materia, o incluso como doctorado