El Consejo Profesional de Terapeutas Holísticos

La referencia en habla hispana sobre la calidad en el sector de las terapias holísticas,

medicinas alternativas y naturales, y psicoterapias. Leer más »

  • La medicina cura, la naturaleza sana.

    CPTHO

  • Si no cuidas tu cuerpo, ¿dónde vas a vivir?

    CPTHO

  • Salud es un estado de total armonía con el cuerpo, la mente y el espíritu.

    CPTHO

  • La mejor farmacia, y la más efectiva está dentro de su sistema.

    CPTHO

  • El arte de dejar atrás los problemas, se llama SUPER-ARTE

    CPTHO

Reconocimiento Gratuito

Una distinción de calidad vitalicia para terapeutas y psicoterapeutas de los países habla hispana.

Ver más…

Diploma de Especialista

Un reconocimiento profesional para quienes que acrediten más de 500 horas de formación en una especialidad.

Ver más…

Doctorado Profesional

Una equivalencia de doctorado para aquellos terapeutas que acrediten más de 5.000 horas de formación..

Ver más...

Apoyo a la Investigación

Pautas para llevar a cabo un trabajo de investigación con rigor académico y repercusión científica.

Ver más...

SÍNDROME DE COLON IRRITABLE - CONSEJOS TERAPÉUTICOS


El síndrome de colon irritable también es conocido como colon espástico o colitis mucosa y puede ser tratado con terapias y medicinas naturales, otras terapias alternativas y consejos terapéuticos.


¿Qué es el síndrome de colon irritable?

Colon Irritable

El síndrome de colon irritable (SCI), también conocido técnicamente como colon espástico o colitis mucosa, es uno de los trastornos gastrointestinales más comunes en el mundo.
Consiste en que las ondas de contracción que activan el colon pierden su regularidad y, a consecuencia de ello, impiden que las sustancias de desecho del organismo sean eliminadas del aparato digestivo a un ritmo normal.

Quienes presentan los síntomas característicos del síndrome —dolor de vientre, diarrea alternada con estreñimiento y distensión abdominal—, suelen ser personas de carácter rígido y metódico, ya sean varones o mujeres, jóvenes o de edad madura, y que están sometidas a estrés. Los síntomas pueden persistir varios días e incluso meses y luego desaparecer de improviso durante muchas semanas.

Otros síntomas menos frecuentes son un dolor intenso en el cuarto inferior izquierdo del abdomen (que suele ceder al defecar y al expulsar los gases intestinales), dolor de espalda, abotagamiento, debilidad general y cansancio.

Los músculos intestinales son regulados por el sistema nervioso autónomo, es decir, su funcionamiento no depende del control voluntario. Se sabe que el SCI puede ser causado o agravado por la ansiedad, el estrés y diversos trastornos anímicos, y que en algunos casos es consecuencia de infecciones intestinales. Ciertas pruebas clínicas recientes han demostrado que quienes padecen el SCI tienen una actividad intestinal irregular caracterizada por contracciones rápidas y espasmódicas de los músculos del colon.

Según las investigaciones alemanas sobre el intestino de las últimas décadas, queda claro que las patologías de este tipo se relación con una alteración importante de la barrera mucosa-moco-flora intestinal. Por tal motivo es vital su estudio de forma profunda y exhaustiva.

Advertencia. Hay que acudir al médico sin demora en caso de detectar residuos de sangre en las heces. Este signo puede indicar un caso avanzado de colon espástico, pero también podría ser señal de algún padecimiento más grave como el cáncer, en particular si se acompaña de pérdida repentina de peso corporal y se tienen más de 60 años de edad.


Consejos de Naturopatía para el síndrome de colon irritable

Los naturópatas consideran que el síndrome de colon irritable no sólo es consecuencia del estrés sino también de una dieta inadecuada, de una intolerancia a determinados alimentos o de una combinación de dichos factores. Suelen prescribir una dieta bien equilibrada de alimentos enteros para regular la actividad intestinal, así como evitar el uso de laxantes y aumentar el consumo de comestibles ricos en fibra.

Los terapeutas también recomiendan identificar los alimentos que produzcan reacciones de intolerancia y abstenerse de ellos, así como del consumo de condimentos, salsas y especias irritantes, café y bebidas alcohólicas.
Puede ser de utilidad recibir un masaje ligero en el abdomen, y aprovechar todas las oportunidades que se presenten para descansar y relajarse.


Consejos de Herbología como medicina natural para el síndrome de colon irritable

Se aconseja tomar infusiones calientes de menta o manzanilla dos o tres veces al día, combinadas con un poco de jengibre si se desea. Las semillas de linaza tienen propiedades laxantes y pueden ayudar a contrarrestar los síntomas del colon espástico; hay que agregar una cucharadita de semillas a una ración de cereal preparada con unos 200 ml de agua o leche tibia, sin azúcar.


Consejos de Homeopatía como terapia alternativa para el síndrome de colon irritable

Puede ser de ayuda cualquiera de los remedios siguientes, que deben tomarse tres o cuatro veces al día por espacio de 10 a 14 días, o menos tiempo si las molestias disminuyen rápidamente. Colocynthis de potencia decimal de 6 ó 30 si los síntomas aparecen después de un enojo o si la persona tiene cólicos fuertes que ceden un poco al agacharse o al oprimirse el abdomen; Argentum nitricum 6 si el estreñimiento se alterna con diarrea y hay flatulencia, dolor de estómago y presencia de moco en las heces, o Colchicum 6 en caso de náuseas, dolor abdominal, heces acuosas o con moco y aversión a la comida.


Consejo Clínico Ortodoxo para el tratamiento del síndrome de colon irritable

El diagnóstico del síndrome de colon irritable se basa generalmente en el análisis de una muestra de heces del paciente, una radiografía de abdomen después de aplicar un enema de bario como medio de contraste y un examen rectal con ayuda de un endoscopio. Estas técnicas permiten averiguar si la causa del trastorno es una intolerancia a la lactosa, una diverticulosis (presencia de pequeños sacos o divertículos en la porción inferior del colon) o un tumor canceroso en el intestino.

El tratamiento está encaminado a regular la actividad de los músculos intestinales y, si el estrés es un factor agravante, a reducirlo o contrarrestar sus efectos. El médico aconsejará al paciente aumentar el consumo de fibra y tal vez le prescriba un antiespasmódico y un antidiarreico.

Nota Importante:

El Consejo Profesional de Terapeutas le recomienda que se asegure que su terapeuta cumple con un código ético como terapeuta profesional, y de que cuenta con la formación adecuada en su especialidad, bien sea como especialista en la materia, o incluso como doctorado