El Consejo Profesional de Terapeutas Holísticos

La referencia en habla hispana sobre la calidad en el sector de las terapias holísticas,

medicinas alternativas y naturales, y psicoterapias. Leer más »

  • La medicina cura, la naturaleza sana.

    CPTHO

  • Si no cuidas tu cuerpo, ¿dónde vas a vivir?

    CPTHO

  • Salud es un estado de total armonía con el cuerpo, la mente y el espíritu.

    CPTHO

  • La mejor farmacia, y la más efectiva está dentro de su sistema.

    CPTHO

  • El arte de dejar atrás los problemas, se llama SUPER-ARTE

    CPTHO

Reconocimiento Gratuito

Una distinción de calidad vitalicia para terapeutas y psicoterapeutas de los países habla hispana.

Ver más…

Diploma de Especialista

Un reconocimiento profesional para quienes que acrediten más de 500 horas de formación en una especialidad.

Ver más…

Doctorado Profesional

Una equivalencia de doctorado para aquellos terapeutas que acrediten más de 5.000 horas de formación..

Ver más...

Apoyo a la Investigación

Pautas para llevar a cabo un trabajo de investigación con rigor académico y repercusión científica.

Ver más...

ACNÉ - CONSEJOS TERAPÉUTICOS


El acné es uno de los trastornos cutáneos más comunes, sobre todo entre los adolescentes; afecta a casi todas las personas y consiste en la aparición de barros y espinillas en el cutis, y se puede tratar con terapias y medicinas naturales, otras terapias alternativas y consejos terapéuticos.


¿Qué es el acné?

Acné

El acné es uno de los trastornos cutáneos más comunes, sobre todo entre los adolescentes; afecta a casi todas las personas y consiste en la aparición de barros y espinillas en el cutis, que a veces se extienden al pecho, los hombros y la espalda. No se sabe cuál es su causa, pero hay pruebas de que en ella intervienen la herencia genética, ciertas fluctuaciones hormonales, la higiene personal y la alimentación.

La grasa que segregan normalmente las glándulas sebáceas de la piel es un lubricante natural que da lozanía al cutis; pero si hay un exceso de secreción, las células muertas y las bacterias pueden obstruir e inflamar dichas glándulas y hacer que aparezcan los barros y las espinillas. Si las glándulas llegan a infectarse, se acumulará pus debajo de la piel, lo cual puede provocar la formación de quistes sebáceos y más tarde cicatrices y arrugas.

La mayoría de las veces el acné se manifiesta durante la pubertad, cuando la mayor actividad hormonal propia de ese periodo trastorna el funcionamiento de las glándulas sebáceas y provoca una abundante secreción de grasa. Conforme cambia dicha actividad hormonal, varía la cantidad de grasa segregada (algunas muchachas experimentan una exacerbación de los síntomas poco antes de cada menstruación). El acné tiende a desaparecer cuando la persona llega a la edad adulta.


Consejos de Naturopatía para el tratamiento del acné

Autoayuda. Lavarse la cara varias veces al día con jabón neutro o con un limpiador facial elaborado con ingredientes naturales que no contenga perfume. Para eliminar la grasa acumulada, primero hay que lavarse la cara y luego aplicarse una toalla caliente durante dos minutos, enjuagarse con agua fría y frotarse la piel con una bolita de algodón humedecida con agua de hamamelis. Para evitar que la infección se propague hay que usar toallas, bolitas de algodón y paños limpios.

Las mujeres deben procurar no maquillarse demasiado, y los cosméticos que usen no deben ser grasos. Hay que quitarse el maquillaje antes de ir a dormir, y si la piel se siente tirante o reseca, aplicarse un producto hidratante. También conviene usar una loción para tonificar la piel; si no desea comprarla, elabore una mezclando agua de rosas y agua de hamamelis en proporciones iguales.

Frotarse la piel de la cara con ajo es buen remedio para combatir el acné pues tiene propiedades antibióticas; otra medida útil es aplicarse varias veces al día en el cutis una pomada hecha con cera aleda. Si el acné se ha extendido al pecho, los hombros o la espalda, convendrá frotarse vigorosamente esas partes con una toalla seca para estimular la circulación sanguínea. También es aconsejable hacer ejercicio al aire libre con regularidad.

Consulta. Los naturópatas consideran que el acné es señal de algún trastorno corporal más grave, y que los barros y las espinillas son el medio de que se vale el organismo para deshacerse de las impurezas que no puede eliminar por las vías normales. El tratamiento que prescriben suele ser de largo plazo pues primero hay que ayudar al cuerpo a desintoxicarse.

El buen cuidado de la piel es indispensable: el terapeuta recomendará técnicas naturales para procurarlo y quizá también algún tratamiento de purificación; asimismo, quizá prescriba una dieta especial para aumentar las defensas del organismo contra las infecciones y para regular la actividad hormonal: aumentar el consumo de cereales enteros, frutas y verduras y reducir el de alimentos grasos y refinados.

Las verduras deben comerse crudas o ligeramente cocidas para que conserven sus propiedades nutritivas, y hay que cocer al vapor o en el horno las carnes en lugar de asarlas o freírlas. También conviene sustituir la leche entera por la descremada y prescindir del chocolate.


Consejos de Herbología como terapia alternativa para el acné

Autoayuda. Para combatir la infección y mitigar la inflamación es aconsejable hacerse un lavado de la piel con cualquiera de los siguientes preparados:

- Caléndula: Una cucharadita de tintura de caléndula diluida en un vaso de agua.

- Manzanilla: Una cucharadita de flores secas de manzanilla cocidas a fuego bajo duran-te 10 minutos en una taza de agua, tapada.

- Milenrama, saúco o lavanda: Un manojo de flores frescas o secas puestas a remojar durante 10 minutos en una taza de agua hirviendo, tapada.

- Después de colar la solución, hay que lavarse las zonas afectadas aplicando el líquido con una bolita de algodón, o bien, utilizar una compresa.

Algunos terapeutas recomiendan una vaporización facial para reducir la inflamación; para ello hay que verter agua hirviendo en una palangana que contenga un manojo de flores de manzanilla (o bien, flores de tila u hojas de salvia para desintoxicar la piel o lavanda para combatir la infección). La persona debe colocar la palangana en una mesa, sentarse de modo que quede con la cara directamente encima de ésta y cubrirse la cabeza y el recipiente con una toalla; hay que tener cuidado de no acercar la cara al agua para no escaldarse la piel y tampoco prolongar el tratamiento más de 15 minutos. Al final conviene aplicarse una loción tonificadora para cerrar los poros.

El herbolario prescribirá un tratamiento específico según la gravedad del caso, para el cual utilizará hojas de alcachofa, bardana o celidonia, flores de salvia y raíces y flores de malvavisco.


Consejos de Sales Tisulares para el tratamiento del acné

Se suele prescribir sulfato de calcio para combatir las erupciones de acné en adolescentes. Hay que tomar cuatro tabletas cada hora durante los dos primeros días y luego cuatro tabletas al día hasta que la piel sane.


Consejos de Aromaterapia como terapia natural para el acné

Lavar la zona afectada con agua destilada que contenga seis gotas de aceites esenciales (dos de lavanda, dos de enebro y dos de cayeput). Hay que mezclar bien los ingredientes pues los aceites no se diluyen en agua con facilidad. La persona debe aplicarse después una loción no grasa que contenga alguno de dichos aceites o todos (20 gotas en total en 60 ml de agua). El aceite de árbol de té, aplicado directamente en el cutis con una bolita de algodón, sirve para combatir la infección.


Remedios de Bach para el tratamiento del acné

Se emplean para contrarrestar los efectos emocionales negativos que suele provocar el acné. La avena silvestre y el nogal ayudan a afrontar los problemas anímicos; la manzana silvestre, el sentimiento de vergüenza, y la aulaga, la sensación de desesperanza.


Consejos de Homeopatía como medicina natural para el acné

Los homeópatas recomiendan Kali bichrolnicum para combatir el acné crónico; Sulphur para sanar las pústulas inflamadas o infectadas que tienden a empeorar a consecuencia del lavado, y Psorinum para tratar las infecciones acompañadas de comezón.


Consejo Clínico Ortodoxo para el tratamiento del acné

Como otros terapeutas, algunos médicos alópatas aconsejan reducir la ingestión de alimentos grasos para aminorar los efectos del acné; otros especialistas, en cambio, consideran que la alimentación tiene escasa o ninguna relación con este trastorno cutáneo. Hasta la fecha no hay pruebas que apoyen la opinión de que ciertos alimentos empeoran el acné.

Si el acné es leve, es probable que el médico prescriba aplicarse algún ungüento antibiótico, y si es crónico, un tratamiento con tetraciclina o eritromicina por vía bucal o local externa durante varios meses.

Nota Importante:

El Consejo Profesional de Terapeutas le recomienda que se asegure que su terapeuta cumple con un código ético como terapeuta profesional, y de que cuenta con la formación adecuada en su especialidad, bien sea como especialista en la materia, o incluso como doctorado