El Consejo Profesional de Terapeutas Holísticos

La referencia en habla hispana sobre la calidad en el sector de las terapias holísticas,

medicinas alternativas y naturales, y psicoterapias. Leer más »

  • La medicina cura, la naturaleza sana.

    CPTHO

  • Si no cuidas tu cuerpo, ¿dónde vas a vivir?

    CPTHO

  • Salud es un estado de total armonía con el cuerpo, la mente y el espíritu.

    CPTHO

  • La mejor farmacia, y la más efectiva está dentro de su sistema.

    CPTHO

  • El arte de dejar atrás los problemas, se llama SUPER-ARTE

    CPTHO

Reconocimiento Gratuito

Una distinción de calidad vitalicia para terapeutas y psicoterapeutas de los países habla hispana.

Ver más…

Diploma de Especialista

Un reconocimiento profesional para quienes que acrediten más de 500 horas de formación en una especialidad.

Ver más…

Doctorado Profesional

Una equivalencia de doctorado para aquellos terapeutas que acrediten más de 5.000 horas de formación..

Ver más...

Apoyo a la Investigación

Pautas para llevar a cabo un trabajo de investigación con rigor académico y repercusión científica.

Ver más...

ANÁLISIS TRANSACCIONAL - UNA PSICOTERAPIA
HUMANISTA Y CONDUCTISTA

El análisis transaccional es una psicoterapia que combina la psicología humanista y la terapia conductista para resolver problemas de autoestima e inseguridad, y establecer mejores relaciones.


¿Qué es el análisis transaccional como psicoterapia?

Análisis Transaccional

El psiquiatra estadounidense Eric Berne (1910-1970) intentó combinar la metodología práctica de la psicología humanista y de la terapia conductista, cuyo propósito es resolver problemas concretos del paciente en vez de analizar su personalidad, con la teoría del psicoanálisis. La técnica que desarrolló durante los decenios de 1950 y 1960, conocida como análisis transaccional fue concebida como una forma de tratamiento más eficaz y breve que el método freudiano ortodoxo.

El resultado de su trabajo fue la concepción de una teoría psicológica y un tipo de psicoterapia que podían explicar el desarrollo del individuo en términos comprensibles y sencillos, al igual que su actividad mental y sus relaciones interpersonales. Berne integró ideas de diversos campos de la psicología para dar forma a una modalidad de terapia novedosa.
Según Berne, la personalidad de cada individuo está integrada por tres facetas o estados del yo: un “padre”, un adulto” y un “niño”, cada uno de los cuales tiene su propio modo de pensar, sentir y actuar.

El padre es el aspecto vigilante y protector de la personalidad que intenta educar y controlar al individuo y a quienes lo rodean; está constituido por todas las actitudes, valores y opiniones que aprendemos de figuras de autoridad como nuestros padres y los maestros, que influyen en nosotros y a quienes tendemos a imitar en forma inconsciente, sobre todo a temprana edad.

El adulto, en cambio, se ocupa del acontecer “objetivo” de la vida y del mundo interior de la persona; nos permite razonar, analizar la información y tomar decisiones sensatas. Este aspecto de la personalidad funciona como una computadora que registra y organiza datos de la realidad y de nosotros mismos. El niño es una parte compleja de la personalidad integrada por recuerdos y experiencias vividas que aún influyen significativamente en nuestra manera de pensar y en nuestros actos; tiene dos aspectos, el “natural” y el “adaptado”: el primero es fuente de la alegría, la creatividad, la intimidad interpersonal y la capacidad de jugar, así como de la necesidad de amar y tener comodidad y seguridad.

El segundo aspecto está formado por las estrategias que desarrollamos de niños para enfrentar a los adultos y que todavía usamos para relacionarnos con los demás. El niño adaptado nos permite cooperar y participar en grupos pero también se manifiesta en forma de rebeldía o retraimiento.
Tener personalidad sana implica conciliar los tres estados de la manera más constructiva que sea posible durante las interacciones con los demás (a las que Berne llama “transacciones”). Se considera que para disfrutar de salud y estabilidad psicológicas el estado adulto de la personalidad debe ser preponderante y funcionar en forma apropiada.

Berne considera que muchos problemas emocionales se deben a que las personas establecen transacciones repetitivas y destructivas en las que afloran inconscientemente los aspectos negativos del padre y del niño, lo que a su vez tiende a suscitar reacciones negativas.
Esos “juegos” destructivos, como los llama Berne, al parecer también determinan el “esquema vital” de cada persona, una especie de plan semiconsciente concebido en la infancia acerca de cómo debe ser la vida y que influye en las decisiones que cada uno toma posteriormente.


Utilidad de la psicología humanista del análisis transaccional como tratamiento psicológico

Se dice que el análisis transaccional es muy apropiado para las personas inseguras, para quienes se subestiman o estropean sus relaciones interpersonales y para los que actúan como si fueran enemigos de sí mismos. Sus principios teóricos y su metodología son fáciles de comprender y poner en práctica, lo que resulta de particular importancia para las personas que desean resultados rápidos, no frustrarse buscando un conocimiento profundo de su fuero interno.


¿Cómo es una consulta de análisis transaccional como psicoterapia?

No es fácil hallar país practicantes reconocidos de este tipo de tratamiento. Algunos psicoanalistas realizan cursos en análisis transaccional para poder emplearlo en su práctica profesional.

Antes de comenzar la terapia el paciente debe definir las metas que desea alcanzar y comprometerse a lograrlas mediante un acuerdo con el terapeuta. Se procura que dichas metas sean específicas, asequibles y de corto plazo, si bien el acuerdo puede pactarse para satisfacer necesidades generales mediante un tratamiento prolongado.

Durante la terapia se ayuda al paciente a conocer las formas de interacción de los estados padre, adulto y niño de su personalidad y cómo influyen en sus relaciones interpersonales de modo que pueda establecer transacciones más constructivas en el futuro. También se le enseña a trazar un plan de vida más positivo y a suspender los juegos destructivos de su actividad diaria.

Las sesiones generalmente se realizan en grupo y están organizadas para que cada cual logre los objetivos propuestos. El terapeuta desempeña una función más activa que en el psicoanálisis y se concentra en el comportamiento de sus pacientes y en sus modos de relación con los demás.


El punto de vista ortodoxo sobre el análisis transaccional como tratamiento psicológico

Muchos médicos recomiendan esta forma de terapia por su sencillez y eficacia, pues prescinde de la complicada terminología del psicoanálisis y puede ser de ayuda para un mayor número de personas.

Nota Importante:

El Consejo Profesional de Terapeutas le recomienda que se asegure que su terapeuta cumple con un código ético como terapeuta profesional, y de que cuenta con la formación adecuada en su especialidad, bien sea como especialista en la materia, o incluso como doctorado