El Consejo Profesional de Terapeutas Holísticos

La referencia en habla hispana sobre la calidad en el sector de las terapias holísticas,

medicinas alternativas y naturales, y psicoterapias. Leer más »

  • La medicina cura, la naturaleza sana.

    CPTHO

  • Si no cuidas tu cuerpo, ¿dónde vas a vivir?

    CPTHO

  • Salud es un estado de total armonía con el cuerpo, la mente y el espíritu.

    CPTHO

  • La mejor farmacia, y la más efectiva está dentro de su sistema.

    CPTHO

  • El arte de dejar atrás los problemas, se llama SUPER-ARTE

    CPTHO

Reconocimiento Gratuito

Una distinción de calidad vitalicia para terapeutas y psicoterapeutas de los países habla hispana.

Ver más…

Diploma de Especialista

Un reconocimiento profesional para quienes que acrediten más de 500 horas de formación en una especialidad.

Ver más…

Doctorado Profesional

Una equivalencia de doctorado para aquellos terapeutas que acrediten más de 5.000 horas de formación..

Ver más...

Apoyo a la Investigación

Pautas para llevar a cabo un trabajo de investigación con rigor académico y repercusión científica.

Ver más...

CELIACA - INTOLERANCIA AL GLUTEN - CONSEJOS TERAPÉUTICOS


La enfermedad celiaca o intolerancia al gluten es una deficiencia de absorción del intestino delgado que se puede tratar con terapias y medicinas naturales, otras terapias alternativas y consejos terapéuticos.


¿Qué es la enfermedad celiaca y la intolerancia al gluten?

Celiaca

La enfermedad celiaca es una deficiencia de absorción del intestino delgado que suele manifestarse antes de los tres años de edad. Sus síntomas más comunes son flatulencia, meteorismo y una diarrea con heces abundantes y fétidas; con el tiempo, la desnutrición que produce debilita al enfermo y puede derivar en anemia.

La causa de la enfermedad es una intolerancia al gluten, proteína que se encuentra en el trigo, el centeno, la cebada, quizá en la avena y en sus derivados. Cuando la persona come alimentos que contienen gluten, el intestino se irrita y es incapaz de absorber éste y otros nutrientes. Por su parte, la causa de la intolerancia se desconoce, pero se sabe que la enfermedad puede presentarse en varios miembros de una misma familia, a veces después de una infección intestinal. Quienes la han padecido en forma leve durante la infancia pueden volver a padecerla después de los 30 años de edad.

El gluten es una proteína presente en el trigo, la cebada, el centeno y la avena cuya ingestión no es indispensable para vivir pero sí para estar bien nutrido. La mayoría de las personas sanas pueden asimilar el gluten sin dificultad, pero quienes padecen la llamada enfermedad celiaca no pueden absorberlo y les produce flatulencia, meteorismo y diarrea. A dicha incapacidad se le llama intolerancia al gluten.

El remedio de la enfermedad celiaca, que consiste en una alimentación sin gluten, se descubrió poco después de la Segunda Guerra Mundial, cuando se observó que los niños holandeses que la padecían mejoraban mucho al estar privados de pan. Más tarde, las investigaciones identificaron el gluten como agente causal.
Una vez que esta proteína se suprime de la dieta, el enfermo vuelve a la normalidad en cuestión de semanas o meses.

La Pseudoceliaquía o intolerancia al gluten es una condición oculta que puede pasar desapercibida debido a que los síntomas no reflejan la esfera intestinal o muy poco ya que cursan lamayor parte de las veces con estreñimiento o distensión abdomial, pero si suelen dar síntomas de tipo neurológicos, desde los más sencillos como cefalea, somnolencia, cambio de humor, hasta patologías neurológicas graves como ataxia, neuropatías periféricas incluyendo posiblemente la esclerosis múltiple, como ha sido revelado por el estudio publicado en 2011 por la Universidad de Oviedo (Neurogluten, patologías neurológicas por intolerancia al gluten). 

La consideración que hay que tener presente es que si la celiaquía ocupa el 0,6% de la población mundial, el intolerancia al gluten es del 76%, cifra demasiado alta para no merecer un estudio detallado en todos nuestros pacientes

Consejos Generales para los celiacos

Recordar que no sólo el pan, los pasteles y las galletas contienen gluten, sino todo alimento preparado con harinas que no sean de soja, maíz o arroz; entre ellos están los rebozados y empanados, así como muchos productos congelados, enlatados y procesados, que suelen espesarse con harina. Para algunos enfermos, la leche es irritante.

Comer verduras frescas, entre ellas patata y otros tubérculos para aumentar el volumen ingerido; fruta fresca o enlatada, alubias, arroz, crema, queso fresco, mantequilla, semillas, huevo, tocino, carne fresca, pescado fresco (en salmuera o en aceite), miel, jaleas, mermeladas, té y café.
Algunas tiendas de productos naturistas venden una amplia variedad de alimentos que no contienen gluten.


Consejos de Herbología como terapia natural para los celiacos

En opinión de muchos herbolarios, existe una relación entre la enfermedad celiaca y la lactancia con biberón. El tratamiento, cuyo objetivo es corregir los desequilibrios de la flora intestinal y del sistema inmunológico a los que se atribuye el trastorno, varía en cada caso.

Antes de prescribirlo, el terapeuta debe elaborar una historia clínica detallada del paciente, que incluya su régimen de vida, las enfermedades que ha padecido y sus hábitos de alimentación. Entre los remedios utilizados están las plantas lenitivas, como el malvavisco y el olmo rojo, y las antiinflamatorias, como la ulmaria y la manzanilla.


Consejo Clínico Ortodoxo para el tratamiento de los celiacos

Es necesario efectuar pruebas diagnósticas para confirmar que no se trata de otro padecimiento. Quienes han estado enfermos por largo tiempo requieren, además de la dieta sin gluten, un tratamiento con complementos de vitaminas y minerales. A veces, la intolerancia desaparece espontáneamente con el tiempo, y la persona puede reanudar una alimentación normal.

Nota Importante:

El Consejo Profesional de Terapeutas le recomienda que se asegure que su terapeuta cumple con un código ético como terapeuta profesional, y de que cuenta con la formación adecuada en su especialidad, bien sea como especialista en la materia, o incluso como doctorado